IMG_1525.JPG

 

Y ahora ya sé lo que buscaba: despojarme de esta piel que nunca ha sido mía. Y quedarme así, desnuda, luchando contra el frío de una vida que construí a la deriva.

Ya no hay faro, solo naufragio, sin tabla ni tablado.

 Retales de un pasado que tejí con la intención de que volvieras. Porque sentir, a veces (o siempre) duele más que verte.

Porque odio los viernes, aunque tú no lo sepas. Porque odio esos días que tienen tu nombre.

Hoy he vuelto a abrir la puerta, sin saberlo, a la decepción. Hoy he decidido que voy a volver a vivir, pero esta vez sin pieles construidas.

Vuelvo a ser ese animal herido que se lame las heridas. Vuelvo a odiarme como en aquellos días.

Hoy, más que nunca, mi cama está vacía, pero llena de poesía.

Texto y fotografía por Hada Torrijos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s