Y entonces me volvió a pasar. Esa sensación de inquietud, de angustia y de necesidad.

Pero sin control.

 

Volando entre miedos y fracasos, resbalando entre sueños y anhelos. A veces, lo pienso.

Y ya no tengo miedo.

 

Me miro al espejo y veo, siento, padezco y después, leo. Historias de otros, trayectorias de nadie. Vidas de locos.

Y me las creo.

 

A veces pienso y otras deseo.

Porque entre el desear y el suceder hay muchos otros verbos.

 

Por Hada Torrijos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s