FridaKahlo

Es simple, átame a la cama.

Desabrocha mi pantalón.

Y disfruta.

 

Está bien, pero antes bésame.

Déjate probar,

y seré toda tuya.

 

Es simple, átame a la cama.

Y vete.

 

Pero si te dejo así,

no podrás moverte.

 

“Pies, para que los quiero,

si tengo alas para volar.”

Por Rodrigo Reynolds.


No me hacen falta los pies para ir detrás de ti cuando te has ido, ni tampoco los tacones para bailar agarrada a tu cuello. No necesito abrigarlos con las sábanas en invierno, si puedo entrelazarlos con los tuyos y que se pierdan en el blanco de la cama.

No los quiero, quédate mis pies y también mis tobillos, si quieres. Guárdalos para el recuerdo, por si un día tienes frío por la noche.

Solo necesito pensar que estás conmigo, imaginar que has venido. Elaboro sueños, hechos ficticios que algún día alguien escribirá, aunque preferiría vivir todo eso. Pero sin mis pies. ¿Para que los quiero? Te los cambio por alas.

Por Hada Torrijos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s