— El otro día me dijeron que era algo difícil mantener una relación conmigo. La razón es que parece ser que soy algo intenso o, con otras palabras, que estoy loco. ¡Y no! No estoy loco. Lo que pasa es que me corre sangre por las venas. Sangre caliente. ¡Soy muy latino! Ese es el problema de la gente hoy en día, que más que sangre parece que tienen horchata. La gente no tiene carácter, no se atreve a decir lo que piensa, o a decir una palabra por encima de otra. Y yo, lamentándolo mucho, no me corto un pelo. Tengo carácter. Un carácter de mierda muchas veces, lo reconozco. Pero no puedo hacerle nada, no voy a cambiar de la noche a la mañana. Sí, me enfado, grito, digo palabrotas y si me calientas demasiado pues igual hasta te llevas algún piropo a tu casa. Yo cuando pienso o quiero algo voy a por ello, y me llevo por delante lo que haga falta. No puedo evitarlo, me hierve el culo si me quedo en mi casa sentado sabiendo que hay algo fuera que quiero.  O alguien a quien quiero. Y no por esto soy un loco posesivo automáticamente. ¿Que soy celoso? Sí. Pero no soy obsesivo, ni controlador; lo único que me gusta que me hagan algo de caso. Y bueno, si por todo esto que os he dicho creéis que soy un loco; pues será que realmente tengo algún tipo de trastorno. Lo siento mucho.

Por Rodrigo Reynolds.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s